• El retorno de Alitayen

    En este corto documental, miembros del clan Ipuana cuentan su lucha de generaciones por regresar al desierto tras un conflicto interclanil que los obligó a desplazarse de sus tierras. El corto de Sergio Brito es una iniciativa de memoria histórica y una mirada a la cotidianidad Wayuu.

  • Nuevo documental wayuu narra el retorno a tierras ancestrales

     

    En esta conversación para Global Voices, Brito habla sobre los orígenes de su documental, la historia del retorno de su familia a la tierra de sus ancestros y la movida cinematográfica de la comunidad Wayuu en La Guajira.

     

    A la familia de Sergio Brito no la condenaron al desierto, la desterraron de él, y durante tres generaciones luchó por regresar. El corto documental en el que Brito cuenta la historia del retorno abre con un video que su tío y tocayo Sergio Brito Cataño grabó en la madrugada que el clan volvió al desierto. Se ven mujeres descargando enseres y reuniendo leña para la fogata, hombres enterrando palos para levantar la ranchería, niños entre cactus y arbustos: treinta familias refundando el pueblo de sus bisabuelas.

     

    Brito pertenece al pueblo wayuu, una etnia que habita la península de La Guajira en el norte de Colombia, región que a finales de los setenta se convirtió en el epicentro de la explotación de gas natural. Chevrón llego a Alitayén, el territorio ancestral de la familia de Brito, con promesas de empleo e indemnizaciones por las obras para la explotación. Ambas cosas llegaron, pero los beneficios del proyecto quedaron en manos de los líderes de uno de los clanes de la comunidad. La puja por la repartición causó un conflicto armado entre los clanes que dejó más de diez muertos...

     

    Leer historia completa en Global Voices.